150 años de historia
150 años de historia
150 años de historia

Desde la invención del botón presión hasta el mercado del automóvil, una saga familiar rica en innovaciones.

Desde la invención del botón presión hasta el mercado del automóvil, una saga familiar rica en innovaciones.

Desde la invención del botón presión hasta el mercado del automóvil, una saga familiar rica en innovaciones.


Durabilidad, innovación, intercambio


 

Durabilidad, innovación, intercambio:

«Nuestra misión es crear valores»

Una empresa familiar volcada en el futuro

Creada en 1865, la Red ARaymond* desarrolla, fabrica y comercializa soluciones de sujeción y montaje desde hace varias generaciones. Su condición de empresa familiar permite a cada descendiente enfocar su desarrollo a largo plazo, fuera de las exigencias financieras impuestas por los inversores.
Las nociones de continuidad e independencia de la empresa familiar forman parte de los valores clave de la Red ARaymond.

Uno de los lodíderes en el mercado de la automoción, la Red ARaymond ha trasladado progresivamente su experiencia y sus competencias hacia nuevos mercados: TRUCKINDUSTRIAL, ENERGÍAS, AGRICULTURA, VIDA.

La innovación en el ADN de la empresa

Desde su origen, la Red ARaymond ha sabido dar pruebas de capacidad de inventiva creando el botón automático, pequeña pieza montada usada hoy a nivel mundial.
Valor emblemático de la empresa, la innovación se ha fomentado siempre y ha sido desarrollada por los equipos. Más que una conducta exclusivamente centrada en el producto, hoy se despliega a todos los niveles de la empresa: proceso de fabricación, servicio al cliente, métodos de gestión…

Una empresa de «equipos que trabajan juntos»

La atención prestada a los hombres y mujeres que componen la empresa se refleja en su filosofía y su organización. La Red ARaymond ha desarrollado una estructura colaboradora, organizada en redes.
El objetivo es permitir el reparto de competencias, ideas, conocimientos, a través de una estructura sólida, transfuncional y adaptable en función de las necesidades. Fomentando la iniciativa, la Red ARaymond permite a cada persona desempeñar un papel «de emprendedor colaborador».
Estos intercambios, entre países o de una actividad a otra, son creadores de riqueza en el plano humano, y de valor añadido para los clientes de la empresa.

«La misión de la empresa es crear valor contributivo: reducir los costes de un cliente, mejorar la calidad, participar en los esfuerzos de preservación del medio ambiente, permitir a la gente realizarse en el interior de la empresa, desarrollar una manera de trabajar más «humana», más libre… Nuestra misión es crear verdaderos valores y un sentido común»
Antoine RAYMOND